Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de septiembre de 2019

Escritorio

Mineduc acoge propuesta DC para avanzar en gratuidad de la educación

Pese a que el 21 de mayo la Presidenta Michelle Bachelet anunció que la gratuidad en la educación se realizará mediante la Ley de Presupuesto, desde el Ministerio de Educación indicaron que el avance en la reforma se podría efectuar mediante la entrega de becas. Esto según un proyecto presentado por la DC.

Carlos Arias

  Martes 22 de septiembre 2015 19:35 hrs. 
DSC_8476

Un nuevo giro dio el Ministerio de Educación de cara al financiamiento de la gratuidad de la Educación Superior.

Esto ya que en un principio la intención del Gobierno era impulsar la gratuidad a través de la Ley de Presupuestos, sin embargo, actualmente todo parece indicar que el Ministerio no modificará el sistema de financiamiento, pese a lo anunciado el 21 de mayo.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, confirmó que está “estudiando” la propuesta de los senadores de la Democracia Cristiana (DC) Andrés Zaldívar e Ignacio Walker y el ex Ministro de Educación, José Pablo Arellano, que sugiere implementar la gratuidad en la enseñanza superior para el 2016 a través del actual sistema de becas y no mediante aportes basales.

“No, nunca ha sido aporte basal a la institución la glosa, jamás, ha sido una forma de entregar los recursos vía la institución. Siempre la beca se ha entregado a la institución además, toda la beca va a la institución, entonces es un tema de denominación y eso lo estamos viendo con Hacienda”, indicó la secretaria de Estado.

En este sentido, el ex ministro de Educación de Sebastián Piñera y actual director del Centro de Estudios Públicos, Harald Beyer, señaló que la contraloría no permitiría que la gratuidad, con todas las características y limitaciones que ha impuesto el ministerio de Educación sea tramitada mediante una glosa presupuestaria.

“Yo creo que hay un problema práctico, no creo que la Contraloría vaya a aceptar un aporte por gratuidad vía Ley de Presupuestos, entonces ahí hay un inconveniente práctico y va a ser necesario hacerlo mediante becas y créditos, se redefinirá el nombre, pero creo que hay un problema legal, cuando se plantea que no se puede cobrar más a los estudiantes tendrá que ser motivo de una ley especial y no de una Ley de Presupuestos”.

El diputado UDI y miembro de la comisión de Educación de la Cámara de Diputados Jaime Bellolio, se manifestó conforme con el hecho de que en vez de gratuidad se continúe con la ayuda a las familias mediante becas y créditos, aunque lamentó un nuevo cambio en la política de financiamiento impulsada por el ministerio de Educación, señalando que la improvisación pasará la cuenta a la actual administración.

“Que hayan cambiado seis veces los criterios para la gratuidad es simplemente insólito. Lo que Chile necesita hoy es claridad y liderazgo y que las familias vulnerables sepan que van a contar con una beca, con un crédito y no con estas ideas locas que nadie sabe dónde van a terminar”.

Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, indicó que los continuos cambios de rumbo de la cartera de Educación afectan la credibilidad de las conversaciones que se sostienen, poniendo en tela de juicio la veracidad de los diálogos pre legislativos con la División de Educación Superior.

“Es impresentable lo que hoy se ha anunciado de que se están abriendo a la gratuidad a través de becas, o sea, lo primero que se anunció es que se iba a terminar con las becas y los créditos y hoy se plantea que ese mecanismo se está estudiando. Además, me parece impresentable es que hace menos de una semana estuvimos reunidos con el ministerio de Educación y nos dijeron que este era un compromiso con las instituciones y que se apostaba a terminar en la relación de los estudiantes con las instituciones para pasar a una relación del Estado con la institución”.

Las constantes vacilaciones del Ejecutivo han puesto en duda la seriedad y el alcance de la batería de reformas que se preparan para dar cumplimiento al programa de cara a la educación superior.

Este nuevo cambio genera aún mayor incertidumbre frente a lo que será el proyecto que ingresará a más tardar a finales de año a su trámite legislativo.