Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Estudiantes de INAP exigen adquisición de edificio

Los estudiantes del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Inap, mantuvieron ocupada la central de administración de la casa de estudios, “Torre 15”, en rechazo a la falta de infraestructura en esta unidad académica. Desde el centro de alumnos dijeron que el hacinamiento y la insalubridad son insostenibles. Por lo mismo, esperan una solución concreta por parte de las autoridades académicas.

Natalia Figueroa

  Viernes 11 de noviembre 2016 18:33 hrs. 
inap





Los estudiantes del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile (INAP) ocuparon el edificio de los servicios centrales de la casa de estudios, conocida como “Torre 15”, exigiendo solucionar la falta de infraestructura que los mantiene en condiciones de hacinamiento e insalubridad.

Si bien estas protestas se extendieron desde el miércoles y finalizaron este viernes, los estudiantes dijeron que ejercerán nuevas medidas de presión si las autoridades académicas no entregan una solución concreta durante los próximos días.

Según comentó el presidente del Centro de Estudiantes de la carrera, Adrián Medel, tanto el vicerrector de Asuntos Económicos, Enrique Manzur, y la directora de Servicios e Infraestructura, Pilar Barba, han sido negligentes con la gestión de  adquirir un nuevo edificio en calle Chacabuco, en Quinta Normal.

Medel denunció que debido a un retraso en la presentación de los documentos, la otra casa de estudios interesada en adquirir el inmueble, la Universidad de Santiago, terminó concretando la compra de esta propiedad.

“Este problema duele mucho a la comunidad, es muy transversal porque son nuestras condiciones de estudio. Durante el año estuvimos trabajando en la búsqueda de un edificio de transición, que nos albergue a la espera de la tierra de Vicuña Mackenna 20, que se debería construir en cuatro años más. Pero llegamos al punto de que las autoridades fueron muy negligentes con su trabajo, dejaban botado al dueño de Chacabuco 675, que era el edificio que como estudiantes habíamos votado, hicimos un plebiscito interno para votar sobre la propiedad  y la comunidad de estudiantes decidió cambiarse a Chacabuco 675”, señaló el estudiante.

En tanto, el consejero Fech de la Inap, Ignacio Silva, afirmó que estas movilizaciones reflejan el malestar de los estudiantes por el abandono e inoperancia de las autoridades.

“Hay frustración porque vemos que no se está haciendo el trabajo que se debe hacer. Creemos que hay un abandono de deberes tremendo desde las autoridades del nivel central”, expresó.

Sin embargo, a través de un comunicado, el vicerrector, Enrique Manzur, expresó que  “en ningún caso las negociaciones para la compra de la propiedad de Chacabuco se han extendido por dos años. Por el contrario, recién el 13 de mayo de 2016 el director del Inap y el presidente de la Comisión de Búsqueda informaron que se había reconsiderado la compra de este inmueble”.

Agregó que hasta mayo de este año sólo estaba disponible para la venta el edificio principal porque el terreno anexo estaba comprometido, siendo esta la propiedad aprobada por el Consejo Universitario para su adquisición.

Además, según un estudio encargado al centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (IDIEM) para evaluar las condiciones del edificio, los pilares de la fachada del segundo piso no habrían tenido la capacidad para resistir movimientos sísmicos. Luego de conocido este informe, se requirió un nuevo análisis para evaluar obras que subsanaran estas deficiencias. Por lo mismo, Manzur afirmó que se justificaba este tipo de solicitudes.

“Lamentablemente, con fecha 04 de noviembre se nos informó del rechazo de la compra por parte de la Inmobiliaria Chacabuco S.A. “, reconoció el vicerrector respecto a las negociaciones que tuvieron con la empresa.