Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

El incesante camino creativo de Elizabeth Morris

La cantautora nacional lanzará el próximo viernes 26 de noviembre por todas las plataformas digitales el single “Ay, lunita”, parte de su próximo disco que será publicado en abril del 2022.

Berenice Ojeda

  Miércoles 24 de noviembre 2021 15:24 hrs. 
Ay, lunita portada


Elizabeth Morris es una de las voces más destacadas y reconocibles de la escena musical de Chile y Latinoamérica. Sus temas “Décimas” y “Darte luz” fueron grabados por los connotados músicos Pedro Aznar y la compositora peruana, Eva Ayllón. Desde el inicio de su carrera, cercana ya a los treinta años, se ha presentado en importantes escenarios internacionales y ha obtenido en dos oportunidades (2006 y 2015) el primer lugar en la competencia folclórica del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

La compositora, multinstrumentista y cantante, lanzará el viernes 26 de noviembre por todas las plataformas digitales el single “Ay, lunita”, parte de su próximo disco que se publicará en abril del 2022. “Esta canción se me ‘apareció’ mientras trabajaba en un encargo hecho por el compositor Jorge Aliaga para la música de una película documental, que implicó sumergirme en el son jarocho mexicano. De alguna manera está inspirada en ese estilo por su rítmica y búsqueda poética”, señala Elizabeth.

Lejos de detener su camino creativo durante el período de pandemia, se ha dedicado a fortalecerlo, explorando nuevas sonoridades que se suman a la profunda y sensible poesía que cultiva y destaca en los cuatro discos que ha grabado hasta hoy.

Tengo entendido que viviste el exilio y parte de tu infancia en Alemania. ¿Qué recuerdas de ese período? ¿Detonó de alguna forma tu interés por la música?

Sí, crecí en la desaparecida República Democrática de Alemania. Nos fuimos al exilio a fines del ‘73 y regresamos a Chile en septiembre del ‘82. Tengo muy bonitos recuerdos de ese período, una infancia llena de amistades y de jugar a pie pelado en la calle. Recuerdo paseos por el bosque, la emoción de ver asomarse las primeras flores a través de una capa de nieve, cuando se iba retirando el invierno.

Siempre me gustó la música. Con mi hermano Pablo, dos años menor que yo, jugábamos a cantar y actuar las canciones que escuchábamos en discos o cassettes. Escuchábamos de todo, ABBA, Los Beatles, Milva, Paco Ibáñez, The Kiss, Bee Gees, música clásica, Hannes Wader, un cantautor alemán y por supuesto también a Violeta Parra, Inti Illimani, Illapu, Víctor Jara, Mercedes Sosa y muchos más. El primer recuerdo que tengo de un encuentro más profundo con la música, fue una vez a los seis años, cuando estuvimos de visita en la casa de una amiga de mis papás que tenía un piano. Me senté frente a él e inventé una pequeña melodía, bastante triste que aún recuerdo.

Tu inicio en el campo musical fue como instrumentista que acompañaba a otros músicos ¿Cuándo decides lanzarte como solista? ¿Qué factores determinan esta decisión?

Cuando empecé a hacer canciones, muchos amigos y amigas músicas me animaron a que yo misma las cantara. Fue algo que me costó mucho hacer, por mi personalidad más bien introvertida. Recuerdo que Carmen Prieto fue la primera persona que me invitó a tocar como solista en un ciclo que organizó en la sala SCD de Bellavista. Ella, antes había grabado una versión muy bonita de un bolero que compuse.

Uno de los aspectos que destaca en tus creaciones es la profundidad de tus letras, la atmósfera reflexiva y emotiva que comunica ¿De cuál o cuáles vertientes se nutre tu escritura?

Creo que se nutre de la poesía y el imaginario literario popular de Latinoamérica por sobre todo. La escritura en décimas y en coplas me acomoda mucho para escribir letras de canciones. Aunque también escribo en formas más libres, mantengo en general el uso de figuras literarias y presto mucha atención a las palabras que escojo, a su significado y su sonido.

En términos creativos, ¿cómo vives este tiempo de pandemia?

He estado trabajando en muchos proyectos en paralelo. El año pasado lancé un single que se llama “Somos la tormenta”, también hicimos un video de una versión de “Bandido” de Patricio Manns junto a Benjamín Walker, Nano Stern y Magdalena Matthey, con quienes tenemos un proyecto que se llama De Chile los Cuatro y que quedó congelado con esto de la pandemia. He participado en un sinnúmero de colaboraciones en videos musicales y grabaciones, como instrumentista y también como cantante. Este año grabamos y lanzamos la segunda parte de un disco conjunto con Magdalena Matthey, que se llama “Tornasol”, y ahora estoy trabajando en mi disco nuevo, como solista, que será publicado en abril del próximo año. Todo lo he grabado yo misma en mi home studio, que ha sido uno de los grandes cambios que nos ha traído este tiempo en pandemia.

Cuéntanos sobre ese nuevo disco que se publicará en el 2022

Por ahora puedo contar que lanzaré el viernes 26 de noviembre, por todas mis plataformas digitales, el single “Ay, Lunita”. Esta canción se me ‘apareció’ mientras trabajaba en un encargo hecho por el compositor Jorge Aliaga para la música de una película documental, que implicó sumergirme en el son jarocho mexicano. De alguna manera está inspirada en ese estilo por su rítmica y búsqueda poética. La grabé en mi casa, excepto la trompeta. Grabé voces, guitarra, jarana jarocha, bandola llanera, percusión menor. La trompeta la grabó Sebastián Jordán en Hornopirén, en su casa. La mezcla y masterización se realizó en Santuario Sónico y estuvo a cargo de Juan Pablo Quezada.

¿Qué transformaciones sueñas para Chile en el ámbito de la cultura?

Sueño un Chile donde la cultura no sea tratada ni pensada como una mercancía. Donde exista una política cultural que no esté basada únicamente en los proyectos concursables, sino en una visión integral que propicie el desarrollo de las artes como herramienta para el bienestar de una sociedad. Un Chile descentralizado, donde en cada rincón del territorio sea posible asistir a un concierto, una obra de teatro, una exposición o una obra de danza, de todos los estilos. Un Chile donde suene mucha más música chilena en todas las radios.

¿Qué proyectos musicales esperas desarrollar durante el 2022?

Espero, en primer lugar, poder retomar con mayor regularidad las presentaciones en vivo con asistencia de público y de esa manera dar a conocer mi nuevo trabajo discográfico tanto en Chile, como en otros países. También poder seguir trabajando en colaboraciones con otros artistas, y mantener y desarrollar los proyectos con Magdalena y De Chile los Cuatro.

Plataformas digitales
Elizabeth Morris
Instagram: @elimorrischile
Twitter: @elimorrischile
Página Facebook: www.facebook.com/EliMorrisChile
Página WEB: www.elizabethmorris.cl