Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de septiembre de 2022

Escritorio

Calidad de la educación, el eje intransable de la reforma

Existe consenso sobre la definición de calidad en la educación en los expertos, basada en la exposición que desde 2005 hace la Unesco. En el marco de la reforma educacional, académicos y especialistas llaman a incluir y relevar una dimensión que no es abarcada por las mediciones estandarizadas.

Héctor Areyuna Sánchez

  Miércoles 16 de julio 2014 10:25 hrs. 
C

Compartir en

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura, Unesco, ha señalado que son dos principios los que caracterizan la mayoría de las tentativas de definición de calidad en la enseñanza.

Desde 2005 que sus documentos señalan que primero se considera el desarrollo cognitivo como objetivo más explícito, y segundo la promoción de valores cívicos, condiciones para el desarrollo afectivo y creativo.

Organizaciones y autoridades adscriben a esta definición, mientras que algunos opositores a la reforma del Gobierno se lamentan que esta discusión no esté en el debate abierto.

El jefe de la División de Educación General del Mineduc, Gonzalo Muñoz, asegura que el ministerio respalda los principios sostenidos por la Unesco y también que los ejes de la reforma apuntan justamente a la segunda dimensión que se ha definido.

“Todas las señales que hemos dado es avanzar hacia una escuela que es inclusiva, no es segregada y que por cierto logra los aprendizajes del currículum pero también condiciones y ciertos procesos que son esenciales para la calidad de la educación. Por lo mismo vamos a abrir ese dialogo y estamos conversando con los distintos actores en esa línea”, dijo.

“Lo que es injusto es hablar de que esta reforma no aborda la calidad porque cuando hablamos del lucro, la selección y el copago, justamente estamos abriendo esa noción. Cuando una habla de una escuela no segregada, una escuela inclusiva eso también es parte de una definición de calidad, que queremos ir poco a poco discutiendo y presentándole al país”, agregó.

El Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado, Juan Eduardo García Huidobro también coincide en estas dos nociones, que a su juicio no pueden ser sacrificadas.

“Además de esto, es un tema académico, hay un tema de desarrollo de sí mismo de relaciones sociales de generación de una sociedad de una democracia. Es un concepto tremendamente global el de la calidad y no podemos sacrificar una cosa en pos de otra. Es obvio que estas alfabetizaciones hay que lograrlas, pero hacerlo de una manera que haga a esas personas más ciudadanas, no clasistas, sino que integradores, etc.”, enfatizó.

El presidente del directorio de Educación 2020, Mario Waissbluth,  reconoció el daño que han hecho las mediciones estandarizados, además de la dificultad de medir estos indicadores.

“Se pervirtió la cosa cuando se decidió que la calidad era el Simce. Pero existen definiciones bastante claras, lo que sí hay que agregar es que muchas de esas dimensiones de la calidad no son susceptibles de medir con un test estandarizado en ninguna parte del mundo. Yo con qué test te mido tu capacidad para relacionarte emocionalmente con tus compañeros. Pero eso, no porque no sea medible en un test estandarizado no es muy importante”, señalo.

Coincidió en esto la subdirectora del departamento de Estudios Pedagógicos de la Universidad de Chile, Leonora Reyes, quien indicó que los parámetros medidos actualmente son funcionales a la sociedad de mercado.

“Lo que vemos es que se mide lectura, matemáticas, el rendimiento en educación física incluso, pero para una sociedad de mercado y ese es el punto, el problema que deberíamos tratar como sociedad en su conjunto”, expresó.

La académica dijo que la pregunta que el país debería plantearse es “¿cómo se evalúan otros ámbitos que no se están evaluando hoy día como parámetros de calidad?”

Para los expertos la calidad en la educación se trata de un tema zanjado, definiciones que apuntan a la construcción de escuelas que funcionen armónicamente donde se enseñe, se aprenda y se conviva como comunidad democrática.

Pero la preocupación no es unicamente de éstos. Diversos sectores ligados a la educación han advertido con preocupación que los acuerdos alcanzados por el Ejecutivo en materia tributaria puedan replicarse en área.

Así lo hicieron ver los parlamentario de la llamada “bancada estudiantil” quienes luego de reunirse con el ministro Eyzaguirre, aseguraron que la calidad es intransable, así lo expresó Giorgio Jackson a la salida del encuentro: “Al menos en nosotros cuatro existe esa preocupación por la forma en que se llegó, por las dudas de si van a existir los recursos para transformar nuestro sistema educativo y para garantizar gratuidad, calidad y por supuesto integración, y porque se lee una idea de que ese tipo de acuerdos de la elite van a llevar a principios de sostenibilidad”.

 

Síguenos en