Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Abogado de Dávalos: Hay que preguntarle a Luksic por qué dio el crédito

En conversación exclusiva con Radio Universidad de Chile, el abogado de Sebastián Dávalos, Francisco Feres, sostuvo que su representado es acusado de delitos que sólo pueden ser cometidos por funcionarios públicos, en circunstancias que el tiempo en que se llevaron a cabo las acciones que se le imputan realizaba labores en el mundo privado. Además, señaló que el caso puede avanzar rápido, y que pronto pueden haber novedades con respecto del llamado caso Caval.

Diario Uchile

  Lunes 9 de marzo 2015 21:36 hrs. 
dávalos

En conversación con los periodistas Felipe Pozo y Yasna Lewin, el abogado de Sebastián Dávalos, Francisco Feres, señaló que el comienzo de su labor como representante del hijo de la Presidenta Michelle Bachelet fue con el allanamiento que este fin de semana la Fiscalía de Rancagua realizó en la casa del matrimonio Dávalos-Compagnon para incautar computadores e información que pudiera aportar al proceso de investigación en el marco del llamado caso Caval, que hoy sumó un nuevo capítulo luego de conocerse la querella por estafa que la empresa Silca, (que compró los terrenos de Machalí a la empresa de la nuera de la Presidenta Bachelet), interpuso en el Juzgado de Garantía de Rancagua.

En comparación con el allanamiento a la casa de Andrés Velasco, en el marco del llamado caso Penta, llama la atención que la diligencia en la casa de Sebastián Dávalos se haya realizado el jueves pasado y recién nos enteramos ahora ¿a qué se debe esta diferencia, que puede despertar algunas suspicacias?

Es central su pregunta, pero uno tiene que darla vuelta. Lo que han hecho los fiscales, que toman a la prensa, que anuncian sus diligencias judiciales, que van y filtran parte del proceso, sean ellos u otras personas de la Fiscalía, no es el procedimiento al que la ley los obliga. El Código de Procedimiento más bien los obliga a hacer reservadamente todas estas diligencias. Además, porque se supone que mucha filtración de estas diligencias, no en todos los casos, pero en un gran número de ellos, dificultan las investigaciones, porque ponen en alerta respecto de las situaciones. Él realizó ahora una cuestión que por cierto la hizo enteramente dentro de la ley, la hizo sin citar a la prensa, porque no tenía por qué citarla, y en definitiva sin avisarle a nadie, porque avisó media hora antes, un poco antes sabíamos que él se estaba constituyendo en la casa, no son las oficinas, en la casa.

¿Por qué en la casa?

Porque él ya había allanado las oficinas de Caval, es decir había ido con la orden respectiva, y se había llevado los computadores que allí habían. Nosotros no tenemos aún conocimiento de la carpeta, pero por lo que ha salido por la propia prensa las denuncias que hay prácticamente dicen relación con todos los delitos que podría, teóricamente, cometer un funcionario público.

¿Qué tipos de delitos pueden estar constituidos en esta operación, respecto de Sebastián Dávalos, y de Caval de paso?

Respecto de Caval, pasa un poco distinto porque ya el hecho que hoy incluso se haya querellado el comprador diciendo que lo estafaron, ya hay figuras penales que no están presentes en este otro lado. Primero, no hay delito imputado ninguno, hay simplemente denuncias. Por lo tanto, no se le atribuye a una persona específica, el haber hecho algo, sino que posiblemente, estos tienen todos que ver con la condición de funcionario público, que por cierto durante todo el proceso en que se desarrolló el negocio, Dávalos no tenía. Algunos sostienen que después tampoco, porque no sería pagado, etc., para mí ese es un elemento artificioso, no tiene importancia. Hablemos de antes de asumir, y después de asumir. Son antes de asumir, y ahí no tiene la condición de funcionario público, como negociación incompatible, tráfico de influencia o información privilegiada, porque cualquier diligencia por ejemplo que Dávalos hubiese hecho con posterioridad a que él estaba en La Moneda, y que dijera relación con buscar o asegurar el cambio del plan intercomunal, bueno ya está en su condición de funcionario, y sería así. Pero claro, le están de alguna manera investigando todos los delitos que el funcionario público, teóricamente, pudiera cometer, por eso que la labor del Fiscal (Luis Toledo) es amplia.

Ahora él no es socio de Caval

Él no lo fue nunca, ni en su constitución ni después. Por eso que son las defensas separadas. Porque a veces tú haces defensas separadas para conseguir beneficios procesales, porque tienen más tiempo para los alegatos, etc. Aquí yo fui enfático en decir que tenían que haber defensas separadas, porque los hechos son distintos, los grados de participación que cada uno de ellos tiene. Yo entiendo que la opinión pública y todo el mundo podría decir “oiga, pero si su señora se gana mil millones de pesos eso va a ir en beneficio de su familia y también él es un beneficiado”, sí, de acuerdo, él también. Pero eso no lo hace partícipe de las gestiones. Ni siquiera en la práctica, porque no todos los matrimonios nos contamos o nos decimos las cosas, por un lado. Y otros, por cierto, no participan directamente en la ejecución de los negocios. Por cierto de los beneficios, y de los problemas, también.

Pero aquí hay una participación directa en la ejecución, ya que Dávalos asiste a la reunión con la máxima autoridad del banco, es decir es Dávalos quien consigue el crédito, finalmente

Eso es una presunción, que Dávalos consigue el crédito. La pregunta de por qué se consigue el crédito, más bien no hay que hacérsela a Dávalos, hay que hacérsela a Luksic, porque convengamos que cualquiera fuera la situación que hay detrás, un hombre como Luksic no es influenciable de buenas a primeras, tiene que haber una especie de interés propio para que él opere de esa manera y dé el crédito. El crédito lo da Luksic, que para Luksic puede haber sido relevante y fundamental la presencia de Dávalos para otorgar el crédito, puede ser.

Es decir, aquí hay un tema de mutua conveniencia, porque a Luksic le interesa hacerle un favor, indirectamente, a la Presidenta, para quedar bien con una persona del máximo poder en el país, y a Dávalos le interesa hacer un buen negocio, pero ¿podría configurarse un delito como el de negociación incompatible?

Yo no quiero contar otra historia a partir de la que ya está contada, prefiero que a partir de las acusaciones, vamos a ir dando toda la información que tengamos para que esto se vaya develando. Pero cuando dicen que a Dávalos le conviene, da la idea que Dávalos, y esperamos que eso se va a ir acreditando, fuera parte de todas las negociaciones que se fueron llevando a cabo. Pero estuvo como guinda de la torta de la situación.

De hecho, hubo un funcionario contratado para gestionar este crédito

Por eso que también estas cosas se deben ir aclarando, porque muchos de los dichos y decires de estos hombres que están haciendo las tramitaciones algunos son reales y otros no lo son, porque buscan fortalecer su posición como gestores que, verdaderamente, realizaron las gestiones que tenían encomendadas. Eso se tiene que ir despejando. Cuál es la hipótesis nuestra, de Dávalos en el minuto hasta donde yo tengo conocimiento, porque te insisto que yo no he visto los mails, todavía, es que él, siendo gerente de proyectos, no tuvo ninguna participación en ninguna de las fases de este negocio específico de Caval, y sí estuvo presente en la reunión, falta aclarar con mayor precisión cómo se generó la situación que finalmente termina con Dávalos instalado en esa reunión.

¿Es real que hay dos peticiones anteriores a Banco Santander y a Scotiabank por este mismo crédito?

Sí, es cierto

¿Y que ambos lo niegan por los altos vínculos políticos?

No lo sé, porque no soy el abogado de Caval ni de Natalia Compagnon, pero me obliga a averiguar, y por otras vías he ido conociendo, porque yo también necesito entender el negocio, para poder verlo. Yo entiendo que en esto nos vamos a encontrar con situaciones que van a ser, primero gestiones que se dicen que se realizan y, aparentemente no se realizan, otras que sí se realizan, y los motivos esgrimidos por los bancos, que yo creo que ya el Fiscal los tiene, unos pueden ser la propia naturaleza del crédito, y la situación del mismo, y otro que sean personas políticamente expuestas, que para el banco Itaú es una barrera que no se traspasa. Una vez que conozcamos lo que contestaron los bancos de las tramitaciones, se nos va a aclarar mucho más la situación respecto de eso, pero sí hay tramitación, a lo menos, en el banco Santander y al menos en el banco Itaú, situaciones que no prosperaron. Y después viene la tramitación del Chile. No conozco detalles de esa situación.

Esto es sólo una investigación, simplemente

Sí. Es una investigación desformalizada, porque hay una denuncia, pero el Fiscal, teóricamente, podría demorarse lo que quisiera.

¿Se ha reunido con el Fiscal?

Sí, claro. Le entregué mi poder. La primera vez que lo vi fue cuando estaba realizando la diligencia.

¿Cómo va a enfrentar este proceso que está en el escrutinio de la sociedad, y del cual depende la credibilidad de las instituciones?

No soy ningún recién llegado a estas lides, sé perfectamente lo que se está jugando aquí, y eso es así. Mi apuesta como abogado, por cierto que yo no habría tomado cualquier caso por ser un caso más, no es lo que habitualmente hago. Creo que el aporte que puedo realizar es, primero el separar las defensas, un hecho fundamental porque las participaciones son enteramente distintas, y dos, que realmente aquí hay un cuento contado, y una historia contada, si puedo aportar algo, es a que se conozca la verdad judicial, y mientras tanto aguantaré las piedras, los camotazos, y todo lo que viene porque es una realidad que está ahí, que no voy a poder cambiar.

No debe haber persona más burlada y escamoteada que su defendido, es el blanco de todos los humoristas ¿No querrá querellarse por injurias y calumnias?

Si de él dependiera, tendría tapado de querellas. Él entiendo bien esto, entiende su posición, y yo estoy en la obligación de creerle, y le creo además, porque si yo entendiera que mi cliente no me está contando la verdad, no voy a entrar, no voy a caer jamás en una posibilidad de decirle al Fiscal una mentira.

¿Cuál es la verdad?

No lo sé. Yo estoy siendo parte, también del proceso de reconstrucción de esa verdad. No puedo poner una historia al lado, porque no la conozco esa historia. He creído lo que se me ha traspasado en la primera situación. Como hechos esenciales y fundamentales para mí, cuáles son: el que Sebastián Dávalos no tuvo participación alguna en la tramitación del negocio, que sí estuvo presente en la reunión y que no tiene otras vinculaciones de ninguna naturaleza, ni como funcionario público hizo ninguna gestión para conseguir cambios de planos reguladores, nada de eso. Esa es mi situación. Ahora soy parte, uno más, del proceso de reconstrucción.

El problema es que Dávalos es de las personas que no tiene que hacer nada para conseguir algo, basta con ser quién es.

Estoy de acuerdo, pero no puedo cambiarlo, y yo voy a estar a disposición para que ustedes me pregunten. Creo que esto va a avanzar rápido, hay muchas diligencias que ya se han hecho, así que vamos a ir teniendo novedades, y las vamos a ir contando.

Escucha el audio completo de la entrevista:[jwplayer mediaid=”315653″]