Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de noviembre de 2019

Escritorio

Universidad de Concepción, el deterioro de su patrimonio

  Martes 21 de abril 2015 16:52 hrs. 

Señor Director:

El próximo 14 de mayo, la Universidad de Concepción cumplirá 96 años de historia, gracias a la iniciativa de un grupo de vecinos de la ciudad encabezados por Don Enrique Molina, Virgino Gómez, Edmuno Larenas. Su inspiración fue la idea de que Concepción tenía que contar con una institución de educación superior, entre otras cosas para terminar con el centralismo universitario de la capital.

Los trabajos efectuados por los destacados arquitectos Karl Brünner y Emilio Duhart, dieron vida a una verdadera ciudad universitaria dentro de Concepción, plasmando con el correr de las décadas la historia arquitectónica del siglo XX en la universidad.

Desde los primeros años que las dificultades han estado presentes en la Universidad de Concepción, sean problemas financieros para levantar todo un campus digno a la altura y también los desastres naturales como los terremotos que ha sufrido Concepción.

Empero en la actualidad, el campus está perdiendo su mística y patrimonio arquitectónico sin darnos cuenta. Cada vez que ingreso a la universidad veo como el hormigón y las nuevas construcciones están desvalorizando el patrimonio original de la institución, además que cada vez hay menos áreas verdes que armonizan el ambiente.

La plantación de 16 palmeras fénix en el prado central del campus, solo arruinará la arquitectura original de la universidad, opacando la visión desde la plaza del estudiante hacia la Biblioteca Central, eclipsando esta última infraestructura. En este tiempo no notarán nada de lo que mencioné porque las palmeras no llevan mucho tiempo en el lugar, sin embargo en unos años más se notará el cambio dramático del paisaje en el sector.

Podría seguir mencionando muchas falencias y deterioro arquitectónico de la universidad, por ejemplo estimados lectores la Universidad de Concepción podría ser perfectamente Patrimonio de la Humanidad gracias al casco histórico que posee, no entraré en detalle sobre lo anterior.

Siento pena que la Universidad de Concepción esté perdiendo poco a poco su historia arquitectónica, deterioro imperceptible para la mayoría de la comunidad empero que se está transformando en una bomba de tiempo. Soy un apasionado de la historia y patrimonio de Concepción, también del país y no tengo miedo de lo que escribí. Dejo abierto los comentarios.

Francisco Darmendrail
Licenciado en Comunicación Social
Universidad de Concepción