Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Movimiento “Cabreadas”: “Reajuste 2017 sólo favorece al Gobierno”

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, Jimena Aguirre y Orietta Fuenzalida, dirigentes del Movimiento Cabreados, señalaron que la propuesta para este 2017 se realizó de espaldas a los trabajadores. "Aquí hay un tema político mucho más profundo que hace que cuando aquellos dirigentes están arriba, se alinean con los partidos políticos que son los mismos que aplastan los derechos del pueblo", indicaron.

P. López y A. Becerra

  Miércoles 24 de agosto 2016 15:28 hrs. 
anef-propuesta-alza-75-sector-público



Este martes la Mesa del Sector Público entregó en la oficina de partes del Ministerio de Hacienda y de la Subsecretaría de Trabajo una propuesta sobre el reajuste salarial y el mejoramiento de las condiciones laborales para el sector público.

La proposición, que se realiza normalmente en noviembre de cada año, tiene por objetivo modificar en un 7, 5 por ciento las remuneraciones para el 2017.

Sin embargo, la propuesta fue criticada por el Movimiento Cabreados, agrupación integrada por dirigentes de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, Jimena Aguirre y Orietta Fuenzalida, dirigentes de la organización, criticaron el anuncio proclamado por la Asociación Nacional de Empleados Fiscales.

¿Cómo ven la propuesta?

Orietta Fuenzalida: Nos ha sorprendido, porque como directoras nacionales de la ANEF fuimos ajenas al proceso para llegar a esa oferta. Nosotras nos enteramos por la prensa que había un reajuste que se iba a presentar al Gobierno, pero no hubo ninguna conversación al respecto.

Jimena Aguirre: Este es un tema que no se discutió al interior del directorio nacional de la ANEF. Nosotras llegamos el día lunes al directorio, como todas las semanas, y el presidente colocó en tabla la negociación del sector público. Entonces, nos comunicó que el día martes se iba a presentar una propuesta de demanda para el próximo año. Ante eso le consultamos al presidente Raúl de la Puente de dónde salía esta proposición, pero él se retiró, porque tenía que irse a una reunión  y el resto del directorio nos respondió que es la Mesa del Sector Público la que la formula la propuesta con su asesor. Después nos enteramos que el asesor era el mismo del año pasado. O sea, ellos levantaron una propuesta que se realizó a puerta cerrada, lo que nos parece falto de respeto en todos los ámbitos.

Orietta Fuenzalida: Aquí hay un tema político mucho más profundo que hace que cuando aquellos dirigentes están arriba, se alinean con los partidos políticos que son los mismos que aplastan los derechos del pueblo.

¿Están diciendo que la cifra de 7, 5 por ciento es un acuerdo hecho en función de los intereses del Gobierno y no de los trabajadores?  

Orietta Fuenzalida : Es un ritual que se repite todos los años, un ritual en el que cada vez hay menos participación de las bases. Cada vez los trabajadores creen menos en las movilizaciones a las que llama la Mesa del Sector Público a fin de año. La gente dice que es un tongo, entonces este año también se repite eso , pero se profundiza, porque aquí estamos dos dirigentes nacionales de la ANEF diciendo que no teníamos idea de que esto se estuviera propuesto dentro del directorio de la Asociación. Nosotras entendíamos que la propuesta que tenía que llevar Raúl de la Puente al Ejecutivo era una que tenía que conversarse, por lo menos, con el directorio nacional de la ANEF y eso no se hizo.

Respecto del fondo, el 7,5 por ciento, ¿cómo lo analizan?

Orietta Fuenzalida: Nosotros vamos a hacer una análisis propio porque no sabemos a qué responde este 7,5 por ciento.  ¿Representa el costo de la vida?, ¿estamos considerando el reajuste perdido el año anterior? Hay que decir que el reajuste que perdimos el 2015 no sólo tiene impacto este año, sino que también en todo los pagos de remuneraciones futuras del sector público, porque hemos perdido poder adquisitivo debido al reajuste negativo del año anterior. Ese efecto, ¿está considerado dentro de este 7,5 por ciento? Lo que si tenemos claro es que el Gobierno jamás nos va a dar este reajuste. Este es el techo y después vamos a comenzar a bajar y este año será la mitad, es decir, un 3 o 3, 5 por ciento y eso no va a cubrir las necesidades del sector. Por eso hoy estamos denunciando que esta propuesta no responde a las necesidades de los trabajadores fiscales. Los funcionarios a honorario, por ejemplo, ¿están incluidos en ese petitorio? Nosotros estuvimos reunidos con ellos ayer y no tienen idea de lo que se está pidiendo. Los afectados no tienen participación en este proceso, pero qué hacemos en noviembre: los llamamos a marchar y eso no es un proceso serio.

¿Cómo romper esto que tú has llamado un ritual? ¿Cuál sería la metodología posible para instalar un proceso de movilización que sea efectivamente un proceso de disputa de fuerza?

Orietta Fuenzalida: Es involucrándonos en una negociación real y para eso debemos construir una verdadera propuesta y ahora, quienes no estamos incluidos en esa mesa, deberíamos iniciar un proceso para definir cuáles son nuestras necesidades.

Jimena Aguirre: Nosotros vamos a presentar una carta en La Moneda donde le plantearemos a la presidenta Michelle Bachelet que la primera necesidad de los trabajadores públicos es que el Gobierno cumpla con el programa que dijo que iba a tener. En ese programa hay un montón de aspectos que tienen que ver con los trabajadores del Estado, por ejemplo, el reajuste del sector. Ahí dice que se van a hacer estudios de cómo se va a llevar a cabo esta negociación, algo que hoy no existe. Nosotros vemos que el Gobierno va salir con un proyecto de ley a espaldas de los trabajadores y eso es lo que va a querer aceptar la ANEF y la CUT, pero nosotros no estamos de acuerdo.

¿Qué opinan de la idea sobre estandarizar criterios para el reajuste del sector público?

Jimena Aguirre: Sí, es bueno tener certeza de que tus remuneraciones en el tiempo no van a perder vigencia. Siempre va a ser positivo generar mecanismos para establecer esos criterios, pero de parte de las organizaciones sindicales y de parte del Gobierno no se ve ninguna construcción seria con ese propósito.

Orietta Fuenzalida: Aquí si nosotros pensamos hay un tema de presupuesto de la nación que no es acorde con las necesidades sociales que el país tiene. Entonces mientras el Gobierno no vea que los grandes pilares del sector público tienen que ver con temas estructurales del país, difícilmente los trabajadores de todos los sectores vamos a poder tener una mejor calidad de vida.