Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

Alfredo Moreno: La estrecha vinculación entre la derecha económica y la política

La inminente elección del ex canciller como presidente de la CPC ha generado críticas de parte del mundo político debido a los posibles conflictos que podrían generarse por su evidente filiación política: “Al menos se sinceran las cosas”, señaló el diputado de la DC Fuad Chahín.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 14 de diciembre 2016 21:06 hrs. 
alfredo-moreno

Con un patrimonio estimado en más de 50 millones de dólares, y con una vasta trayectoria en el mundo empresarial, que incluye ser parte del directorio de empresas y asesor de grandes grupos económicos del país, Alfredo Moreno se perfila para asumir como el próximo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) en marzo de 2017.

Sin embargo, su pasado como ministro de Relaciones Exteriores de Sebastián Piñera, momento en el que fue llamado “el canciller del retail”, es el que ha generado mayores críticas por los potenciales conflictos que su presidencia de la multigremial podría generar con el actual gobierno, dada su marcada identificación con la oposición.

Parlamentarios de la Nueva Mayoría que integran la Comisión de Economía de la Cámara fustigaron el nuevo rumbo que está tomando el ex canciller, y aseguraron que “se están cayendo las caretas” respecto de la relación del gobierno de Piñera con el mundo empresarial, además de poner en entredicho los reales intereses de la política exterior de Chile mientras Moreno lideraba el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para Daniel Núñez diputado del PC la eventual llegada de Alfredo Moreno a la presidencia de la CPC “evidencia un accionar político desembozado del gran capital en apoyo a Piñera y a la derecha”. Para el parlamentario comunista esta situación transforma al mundo empresarial en un actor político “absolutamente abierto”.

El diputado Núñez plantea, además, que con esta aventura gremial del ex canciller Moreno queda en evidencia que su rol, por ejemplo, en el conflicto marítimo con Perú, el empresario privilegio los intereses económicos por sobre los nacionales, más allá de la tesis de las cuerdas separadas planteada por el gobierno de Piñera.

“En relación a los intereses es complejo, dado que él como canciller privilegió esta política con Perú de las cuerdas separadas, donde los negocios era una prioridad, independiente del conflicto que teníamos por territorios y aguas, y eso evidencia que él siempre puso por delante los negocios al interés nacional. Desde ese punto de vista, pone en evidencia que la política internacional de Chile con Piñera estuvo más bien al servicio de los negocios y no al servicio del interés del país”.

El diputado de la DC Fuad Chahín sostuvo que, a su juicio, la posible presidencia de la CPC por parte de Moreno “es lo más natural que puede haber, porque el gobierno de Piñera fue el gobierno de los empresarios, partiendo por el propio Presidente”, y recordó el caso del ex ministro de Vivienda, Rodrigo Pérez Mackenna quien hasta la semana pasada lideraba la Asociación de AFP, como otro de los ejemplos similares al del ex canciller.

“Es obvio que eso sea así porque el gobierno de Sebastián Piñera fue el gobierno que defendió los intereses de las grandes empresas de nuestro país, de los grandes grupos económicos y, por lo tanto no me sorprende en absoluto que Alfredo Moreno termine de presidente de la CPC”.

El parlamentario de la Falange coincidió con el diputado Núñez sobre la nueva dimensión que cobra la tesis de las cuerdas separadas que fuera enarbolada por la Cancillería en tiempos de Piñera, para mantener expeditas las relaciones económicas entre Chile y Perú

“Eso fue un grave error, porque para la derecha lo primero es la plata, las lucas primero, ganar plata después todo lo demás: la defensa de la soberanía, después los derechos humanos, después la ética, pero primero ganar plata y para eso cuerdas separadas. Mientras, el interés del país pueda verse afectado en su soberanía, no importa porque mientras ganemos plata da lo mismo y hagamos negocio. Por eso todos sabemos lo que ocurrió”.

“Al menos se sinceran las cosas. Es claro que vamos a tener una vinculación estrechísima como siempre ha existido, entre la derecha política y la derecha económica”, concluyó Chahín.

Desde Chile Vamos, el diputado independiente Rojo Edwards calificó como “un gran líder”, además de ser un empresario exitoso, al ex canciller Moreno, y no tiene dudas que “muchos gremios o lugares van a querer contar con su liderazgo, por lo mismo señaló que las críticas hacia su eventual presidencia de la CPC “no tienen ninguna base en la realidad”.

El parlamentario ex RN, además comparó el caso de Moreno con el del ex presidente de la Asociación de Bancos Jorge Awad, quien es cercano a la DC, por lo mismo, Edwards señaló que durante su mandato al frente de los bancos, nadie de la Nueva Mayoría criticó su posición política.

“No los escuché a la gente de izquierda diciendo lo mismo cuando Jorge Awad estaba encargado de la Asociación de Bancos, por lo tanto me parece que es una ridiculez, todas las personas tienen una posición política y si es que en un minuto hay una persona de izquierda, o en otro minuto hay una persona de derecha, o hacemos la crítica en todos los casos, o no la hacemos nunca”.

Las elecciones por la presidencia de la CPC están fijadas para el próximo 30 de marzo, sin embargo frente al amplio respaldo que ha recibido Alfredo Moreno de parte de la mayoría de los seis gremios que componen la confederación: la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), la Cámara Nacional de Comercio (CNC), la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC) y la Asociación de Bancos.

De hecho, es probable que su único contendor, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) Hermann von Mühlenbrock, decline su candidatura antes de llegar al proceso eleccionario.