Diario y Radio U Chile

Año XIII, 28 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Reunión con el PS

PRO ratifica que participación en primarias está supeditada a acuerdo programático

La definición política en temas como la Asamblea Constituyente, la educación pública y gratuita y el matrimonio igualitario, continúa siendo la condición del Partido Progresista para evaluar su participación en las primarias presidenciales y parlamentarias de la oposición. De no llegar a acuerdo, sólo se harían parte de este último proceso.

Narayan Vila

  Viernes 8 de febrero 2013 14:01 hrs. 
FotoPRO


Con varios desafíos concluyó el primer encuentro formal entre el Partido Socialista y el Partido Progresista. Una reunión que se realizó en la sede del PS y que se extendió por poco más de una hora.

Uno de los principales puntos que se abordaron en la cita fue la posibilidad de que Marco Enríquez-Ominami participara en las primarias de la oposición, una opción que, según la presidenta del PRO, Patricia Morales, sólo se podría dar si es que existe orden y programa.

“Consideramos que es fundamental que todos los presidentes de partido manifiesten su disposición para primarias parlamentarias para todos los cargos y acuerdo programático. Aquí me refiero en particular a Ignacio Walker, presidente de la DC, y también al presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier. Con programa queremos decir que cualquier conversación requiere previamente de un acuerdo programático con banderas que estimamos fundamentales como asamblea constituyente, nueva constitución, reforma tributaria, rechazo a hidroaysén y aumentar los derechos civiles”, precisó Patricia Morales.

Serán estos los elementos que definirán si el PRO concurre a las primarias presidenciales y parlamentarias o sólo a estas últimas, las que tienen exigencias más abordables, como limitar las reelecciones, que sean amplias, que se realicen en todos los distritos y circunscripciones y que tengan como acuerdo marco el fin al binominal.

Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo programático que incluya Asamblea Constituyente, matrimonio igualitario y educación pública, y que permita la inclusión de Enríquez-Ominami, Osvaldo Andrade, señaló que dependerá del debate que se genere al interior de la oposición.

“La construcción programática es un proceso que no termina. Tiene momentos de mayor actividad y otros de pasividad. Los mínimos y los máximos siempre son conceptos relativos. Yo hice un planteamiento en materia laboral y pareciera ser que los socialistas estamos mucho más al máximo en este plano. Entonces, es un tema que hay que ir viendo. Lo que importa ahora y, fue lo que pesquisamos, es que hay una voluntad y una convicción y creo que eso ha sido lo más valioso de la conversación”, indicó Andrade.

La inclusión del PRO en el debate programático es otro tema a definir, ya que en esta colectividad ven con recelo sumarse al comité de oposición que ya está en funcionamiento y piden otra alternativa, en la que puedan ser parte de la discusión desde el momento de definir la metodología.

Este aspecto no preocupa al presidente socialista, quien indicó que queda todo este mes para que las colectividades de oposición, y el propio Partido Progresista, definan la manera en la que se va a abordar la elaboración de un hipotético acuerdo programático.

También durante los primeros días de marzo se debería comenzar a definir el grado de participación que tendrá el PRO en el bloque de oposición, resolviéndose si se acepta su participación únicamente en las primarias parlamentarias o debe ser, necesariamente, presidenciales, programa y parlamentarias, como es la intención de todos los partidos de la Concertación, el Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana.