Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Gobierno aplaza ingreso de ley de educación superior al Congreso

La Presidenta Michelle Bachelet accedió a los planteamientos realizados tanto por el Consejo de Rectores, parlamentarios y estudiantes, en orden a aplazar para el mes de enero la decisión de ingresar el proyecto de ley que establece un marco regulatorio para la educación superior, esto luego de las críticas generadas por la glosa y ley corta de gratuidad.

Carlos Arias y Gonzalo Castillo

  Lunes 28 de diciembre 2015 19:36 hrs. 
Bachelet Cruch





“Podemos informar que por instrucciones de la Presidenta de la República el proyecto no ingresará en los próximos días”. Con estas palabras, el vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores (CRUCh), Aldo Valle, anunció la decisión del Ejecutivo de aplazar el ingreso de la reforma a la Educación Superior al Congreso, la que tenía fecha de presentación en el Parlamento el 31 de diciembre. Esto, tras reunirse con la Mandataria por más de una hora.

En este sentido, Valle indicó que se reunirán mañana con la ministra de Educación, Adriana Delpiano, para establecer un cronograma de conversaciones en torno a lo que será el proyecto que aspira a establecer una marco regulatorio para las instituciones de educación superior.

“El comité ejecutivo del Consejo de Rectores se va a reunir con la ministra de Educación, precisamente para establecer ese cronograma porque ahí vamos a plantear un conjunto de materias que nos parece de la mayor relevancia que estén contenidas y abordadas en el proyecto de reforma a la educación superior”.

Además, el rector de la Universidad de Chile y presidente del Consorcio de Universidades del Estado (CUECh), Ennio Vivaldi, indicó que el aplazamiento de la moción es una oportunidad para hacer partícipe de la discusión al movimiento estudiantil.

“¿Por qué la postergación del ingreso del proyecto de ley? Es que para nosotros, por lo menos hablo en nombre de los rectores de las universidades estatales, una cosa verdaderamente fundamental es incorporar de una vez por todas al estudiantado en la discusión que se está dando a nivel de la legislación en el país. Y nos llama la atención que muchas veces hemos logrado cosas importantes y nos gustaría ver a los estudiantes participando de esos logros y siendo un actor activo en esta discusión”.

Durante la mañana del lunes, la ministra de Educación, había dado señales que hacían suponer la decisión de posponer el ingreso del proyecto. En este sentido, Adriana Delpiano indicó que con más tiempo se podría alcanzar mayores consensos.

“Efectivamente, el Consejo de Rectores lo ha pedido, lo han pedido también parlamentarios, porque todo el trabajo de la glosa tomó mucho tiempo y efectivamente para nosotros sería muy bueno poder hacer un trabajo pre legislativo más amplio”.

Por su parte, el ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, destacó la necesidad de ampliar el debate en torno a la transformación del sistema de educación superior.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales y vocera Confech de las universidades privadas, Carolina Figueroa, valoró la decisión del Ejecutivo, pues resulta necesario que todas las voces sean atendidas en un debate con altura de miras que definirá el futuro de las instituciones de educación superior.

“Nosotros estamos de acuerdo con aplazar el proyecto porque es algo que nosotros también propusimos antes y creemos que es necesario aplazarlo sí o sí, porque el inicio de la discusión se tiene que dar con todos los actores sociales, se tiene que dar frente a una ciudadanía y es una discusión de largo aliento, entonces, necesitamos que esto no se haga apurado como se ha hecho con la ley corta, y hagamos una discusión profunda”.

Este martes el Ministerio de Educación recibirá a la mesa ejecutiva del Consejo de Rectores, así como a los dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile, con el objetivo de calendarizar lo que serán las discusión pre legislativas que darán a luz el nuevo proyecto, que establecerá un marco regulatorio definitivo para las instituciones de educación superior.

Diputado (DC) Mario Venegas: “No hay que casarse con el tema de las fechas”

Desde el mundo político y académico analizaron las reformas a la educación superior implementadas por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, así como el pospuesto ingreso al Parlamento del proyecto de ley de educación superior, sobre todo en lo relativo al impacto que estos pueden tener en sus niveles de popularidad.

Para el sociólogo y profesor de la Universidad de Santiago Alberto Mayol todos los proyectos relativos a la educación, tienen importante grado de popularidad dada la cobertura que consiguen y del gasto público que implican, sin embargo en las condiciones que se ha dado la discusión, según Mayol el Gobierno logró que esto que debería ser una carta limpia, salga muy confusa, muy enredada: “El Gobierno va a sacar poco en limpio en un proyecto que podría haber sido bastante más rentable, políticamente”.

“El mensaje para efectos de la ciudadanía es un mensaje ambiguo que amplifica la voz de aquellos a los que no les tocó, en esta pasada, y hace más relativa la voz de felicidad de aquellos que se ven beneficiados, porque hay criterios que son muy difíciles de desentrañar para el ciudadano medio, por tanto, entender por qué quedaste fuera, por qué quedaste dentro, siempre es muy complejo”.

El sociólogo advierte que la Presidenta Michelle Bachelet manifiesta una postura que dice relación con querer que estos proyectos salgan adelante, por sobre el cómo se cumplen, y ejemplifica con la gratuidad que, a su juicio, la Mandataria perfectamente podría haber dicho que no se implementaría debido a la oposición de la derecha, pero prefirió evitar un conflicto mayor, “en la práctica ella se adapta a lo que la oposición dice”, cierra Mayol.

“Es una postura bien mala desde el punto de vista político, es una decisión pobre desde el punto de vista de la capacidad política, pero le permite no tener grandes conflictos y ella opta por eso, aunque eso le signifique quedar en una posición mermada, que es lo que le pasó con la Reforma Tributaria, que le costó meses, y casi un año, conseguir, no digo volver al momento anterior a la Reforma Tributaria en términos políticos porque nunca volvió, pero sí por lo menos eliminar de una postura de crisis total. Me parece que es una postura muy errática”.

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral de la Universidad Diego Portales, advirtió sobre la posibilidad de que se produjera una “saturación” legislativa si es que el Gobierno hubiese persistido en ingresar el proyecto de ley de educación superior a fines de diciembre, no obstante hizo hincapié en los objetivos estratégicos que este tipo de políticas puede implicar para el Ejecutivo.

“Este tipo de políticas que está implementando (Michelle) Bachelet hoy se asimilan, en cierto sentido, a lo que hizo con la reforma al sistema de pensiones, en esa época, que fue el primer gobierno, al incrementar los montos de las pensiones de los adultos mayores, ella cosechó muchísimo apoyo popular. Hoy día podría pasar exactamente lo mismo, si es que el 50 por ciento más vulnerable, efectivamente, accede, como lo esperaba, al sistema de gratuidad y eso eleve sus niveles de aprobación”.

Para Mauricio Morales, si esta reforma no genera un aumento sustancial en la popularidad de la jefa de Estado, “no va a haber nada que pueda incrementar los niveles de aprobación”. Morales va más allá y plantea que la Presidenta se estaría “jugando la vida” con este proyecto, y si no logra el repunte, las elecciones municipales de 2016 presentarán un escenario desfavorable en relación con la derecha.

Desde la Comisión de Educación, el diputado de la Democracia Cristiana Mario Venegas coincidió con los rectores del CRUCh y los estudiantes, en que haber ingresado el proyecto de ley de educación superior el 31 de diciembre era muy prematuro, ya que sólo conocían un borrador y se necesita mayor trabajo prelegislativo: “No hay que casarse con el tema de las fechas”, señaló el parlamentario.

Alberto Robles, diputado del Partido Radical coincidió con Mario Venegas en que hasta ahora no conocen más que esbozos del proyecto de ley, y fue enfático al señalar que si el Gobierno está buscando obtener réditos políticos de los proyectos sobre educación, “quiere decir que están haciéndolo mal, ya que a su juicio, si bien con proyectos como la gratuidad o el fin del copago se pueden obtener mejoras en las encuestas, si lo que se quiere es mejorar el sistema como un todo, es necesario partir desde la educación parvularia y la educación pública, aseguró el diputado.