Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Rectores Ennio Vivaldi: “La reforma educacional es paupérrima”

Los rectores de las universidades estatales criticaron duramente el proyecto de Reforma a la Educación Superior que el Gobierno enviará al Congreso, señalando que "busca consolidar la mercantilización del sistema de Educación Superior”.

Natalia Figueroa

  Jueves 30 de junio 2016 18:28 hrs. 





El Consorcio de Universidades Estatales (CUECh), se refirió al proyecto de Reforma a la Educación Superior que les fue presentado –en formato de resumen- durante esta jornada por funcionarios del Ministerio de Educación, el cual debía ingresarse a más tardar este jueves al Congreso.

Los rectores agrupados en el CUECh señalaron que “con profunda preocupación constatamos que  ninguna de esas propuestas ha sido recogida en la presunta versión final del proyecto que hoy hemos conocido. Esta versión tampoco defiende los postulados iniciales impulsados por el propio gobierno y respaldados por la ciudadanía. Muy por el contrario, este proyecto busca consolidar la mercantilización del sistema de Educación Superior”.

“De aprobarse, se reafirmaría un modelo, existente sólo en Chile, basado en el financiamiento con fondos estatales del mercado universitario privado. Esta consolidación haría imposible la reconstrucción de un sistema público de Educación Superior en nuestro país”, continúa la declaración del organismo, quienes lamentan que la iniciativa no se ajuste a las “grandes expectativas” que ha generado esta Reforma.

Finalmente, desde el CUECh reiteraron que “sería extremadamente lamentable que un proyecto tan ajeno al interés del país, tan refractario a los anhelos de nuestros jóvenes, constituya el punto de partida de un prometido debate nacional en el que tantos chilenos hemos consignado profundas esperanzas de cambio”.

Estas declaraciones emitidas por los rectores de universidades estatales vienen a reafirmar lo que ya había manifestado el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, cuando señaló que el proyecto es “paupérrimo desde el punto de vista de procurar dar garantías, que es lo que los jóvenes están pidiendo, de que van a tener una educación de calidad”.

Ennio Vivaldi sostuvo que ni siquiera existe una mención a que exista una atención preferente del Estado para sus propias universidades, y que “la definición de universidad e institución superior es muy pobre, el cómo hacer un sistema real de acreditación que garantice que los estudiantes no sean un mero vehículo para llevar dinero al sector privado. Esto es terrible. No tiene nada que ver ni con el programa que fue respaldado por la ciudadanía ni con lo que hemos estado pidiendo los rectores”.

“Hay una tremenda preocupación por cuanto nunca nosotros esperamos que lo que saliera de todo este proceso fuera algo tan deslavado, que no tiene ninguna concordancia con lo prometido en términos de volver a colocar la responsabilidad del Estado en la Educación Superior”, recalcó el rector.

En tanto, las universidades tradicionales no estatales que pertenecen al Consejo de Rectores (CRUCh), agrupadas en el G-9, mantienen su preocupación respecto del financiamiento de estas casas de estudio.

Confech: “Nos mantendremos activos y movilizados”

Los universitarios quienes han señalado que aún no conocen los detalles contenidos en este proyecto, a pesar de la reunión que sostuvieron con la titular de la cartera, Adriana Delpiano, en la cual se les comunicaron sólo las principales materias que incluiría esta iniciativa aunque sin definir los mecanismos para alcanzar los objetivos propuestos.

En ese sentido, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Camila Rojas, dijo que mantienen las expectativas sobre el contenido de la Reforma, pero sabiendo que hasta ahora no han sido incluidos los planteamientos del movimiento estudiantil, con aspectos básicos como el aumento de la matrícula en las universidades públicas al menos al 50 por ciento.

El próximo martes 5 de julio los estudiantes fijaron una nueva marcha en Santiago y regiones, coincidiendo con el día en que se vota el proyecto de Desmunicipalización en el Congreso, además, anunciaron un nuevo calendario de actividades que, aseguraron, “los mantendrá activos y movilizados”.

Estudiantes secundarios dan ultimátum al Mineduc por Desmunicipalización

Este jueves un grupo de estudiantes miembros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) protestaron en la Municipalidad de Santiago por los desalojos que ha efectuado Carabineros en los establecimientos tomados de la comuna y, también, según indicaron, por el despido de algunos profesores de estos liceos.

“Desde el 2006 peleamos por salvar la educación, hoy la matarán con oportunismo y corrupción”, fue la frase inscrita en el lienzo que los estudiantes desplegaron desde las oficinas del edificio.

Una acción que responde también a la fecha límite de siete días que definieron los secundarios para que el Ministerio de Educación responda a sus demandas y que se vean reflejadas en el proyecto de Desmunicipalización, que será votado en general en la Sala de la Cámara de Diputados el próximo 5 de julio.

En conversación con Radio y diario Universidad de Chile, el vocero de la ACES, Diego Arraño, dijo esperar que la ministra Adriana Delpiano los cite a discutir en detalle el proyecto: “Vemos cómo están haciendo reformas parche contra el movimiento estudiantil después de diez años y estamos a la deriva igual que todas las familias de Chile al momento de hablar de educación, por lo mismo esperamos lo que diga la ministra”, indicó.

Mientras, la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, se reunió con la Unión Comunal de Padres y Apoderados para evaluar los efectos de las movilizaciones asegurando que “la toma no es el camino para construir una educación pública”, y que además incurren en graves descalificaciones a las autoridades.

“Hemos llegado a la conclusión en que necesitamos una participación mucho más activa de las comunidades y un empoderamiento las autoridades de los colegios para conducir de mejor manera las inquietudes y preocupaciones y no terminar en episodios como estos”, señaló la edil.

Además, agregó que “el año pasado se inició una instancia para que los estudiantes, apoderados, directores, y docentes se sienten a ver las agendas de los colegios pero el camino no es la normalidad que todos los años los colegios pasen meses en toma porque sólo debilita la educación pública”.