Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

El beat de la historia

Olor a asfalto, a tierra y canchas de barrio. Trasnoches eternos, tocatas improvisadas y el trabajo en equipo es lo que se respira y encuentra en “100 rimas de rap chileno”, de Freddy Olguín.

César B. Fuenzalida

  Domingo 12 de mayo 2019 13:54 hrs. 





¿Se puede contar la historia del rap chileno, con el mismo rap chileno? Se puede. ¿Existe un camino claro de quiénes conforman el origen del hip hop en Chile? Sí existen. ¿Puedo, sin ser seguidor del hip hop, entender de qué se trata esta cultura? Sí, con este libro se logra.

Olor a asfalto, a tierra y canchas de barrio. Trasnoches eternos, tocatas improvisadas y el trabajo en equipo es lo que se respira y encuentra en “100 rimas de rap chileno”, de Freddy Olguín.

En las primeras 35 páginas cuenta el camino del hip hop en Chile hasta bien entrada la llamada “nueva escuela”. Del éxito y profesionalismo actual en los exponentes del rap, y de las historias de esfuerzo y avances a ciegas de antaño, condensa la primera parte de este libro que sin duda es una pieza clave a la hora de hablar de hip hop nacional.

Subversión, rebeldía y mucho ritmo, le siguen a esta introducción histórica. Son diversos los grupos, MC´s (Maestros de Ceremonias, como se les conoce a los cantantes de rap), y artistas que con sus letras y fracciones de su arte, muestran este collage urbano que cada día parece estar más vivo y presente.

Olguín condensa frases del rap nacional que conversan con otras de vasta trayectoria para el movimiento.

Si bien aclara que esto no es una antología como tal ni la piedra base oficial para hablar de rap, al lector le quedará esa idea de todas formas. Por cómo está ordenado el esquema de “100 rimas de rap chileno” y por cómo se rescatan instantes claves de los que hoy podrían ser considerados himnos de este movimiento urbano.

Freddy Olguín toma el riesgo con una cultura urbana como el hip hop y convierte a “100 rimas de rap chileno” en el libro que muchos seguidores de este mundo deberían tener de cabecera; y quienes no lo sigan, sin duda lo comenzarán a mirar con otros ojos, pues es en la expresión libre, subversiva y espontánea que el hip hop en Chile, junto a sus múltiples mezclas, sonidos y matices, han demostrado ser una piedra angular de la música nacional.

 

La reseña forma parte del programa de fomento lector #Leesincesar