Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Rusia acusa a fuerzas ucranianas de grave situación humanitaria en Mariúpol

Civiles evacuados de la ciudad portuaria denunciaron haber sido utilizados como escudos humanos por el denominado Batallón Azov. El Ministerio de Defensa ruso declaró haber utilizados más armas de precisión contra objetivos ucranianos, entre los que se contaba un centro de entrenamiento de mercenarios en el noreste del país.

Diario Uchile

  Lunes 21 de marzo 2022 10:53 hrs. 
rusos

Siguen los combates en varias ciudades ucranianas donde unidades rusas denunciaron el uso de la población civil como escudos humanos por parte del ejército de Ucrania y en particular del denominado Batallón Azov de carácter ultranacionalista.

El jefe del Centro de Gestión de la Defensa Nacional rusa, Mijaíl Mízinstev, responsabilizó a los militares y nacionalistas ucranianos de la grave situación humanitaria que se registra en la ciudad portuaria de Mariúpol.

“Se ha demostrado de manera objetiva que cada día los nazis asesinan entre 80 y 235 civiles. Esta estadística tan triste se basa sólo en los datos obtenidos en los últimos tres días. Se trata de las personas que tratan de abandonar la ciudad por cuenta propia. Los combatientes ucranianos simplemente las fusilan”, explicó el coronel general ruso.

Mízinstev subrayó que “al mismo tiempo, las unidades de la República Popular de Donetsk con el apoyo de las fuerzas armadas de Rusia, sólo usan ataques quirúrgicos para liberar Mariúpol sabiendo que los neonazis utilizan a los civiles como escudo. Se libera casa tras casa, barrio tras barrio sin recurrir a las armas pesadas para así evitar muertes entre la población civil”.

De hecho, varios civiles evacuados de la urbe acusaron a las fuerzas ucranianas de disparar a columnas de civiles y de bloquear con ráfagas la salida de un bus lleno de niños a un lugar seguro. “Nadie hizo nada, en absoluto. Ningún corredor. Los del Batallón Azov, la gente estaba saliendo de la ciudad y los de Azov disparaban contra ellos”, comentó un hombre cuando fue consultado si recibieron apoyo de los soldados ucranianos para la salida de la ciudad.

Mientras, el Ministerio de Defensa ruso anunció que durante el fin de semana se utilizaron armas de precisión para eliminar centros de entrenamiento y talleres de reparación de vehículos blindados del ejército ucraniano.

El vocero del ministerio, Igor Konashenkov, señaló que los militares rusos volvieron a usar misiles hipersónicos Kinzhal el que se utilizó por primera vez el sábado.

En tanto, desde el Mar Negro la armada rusa disparó misiles crucero Kalibr destruyendo varios talleres, mientras que desde el Mar Caspio fueron lanzados más misiles con el objetivo de destruir depósitos de combustible y lubricantes utilizados por las fuerzas armadas ucranianas.

Entre los objetivos destruidos se cuenta un centro de entrenamiento y de preparación de operaciones especiales en la región de Zhitomir en el noreste de Ucrania, que servía de base para mercenarios que llegaban al país con el objetivo de luchar contra las fuerzas rusas.

(Imagen de portada: Ria Novosti)