Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de abril de 2024


Escritorio

Tras Imacec de enero: Especialistas se mantienen cautos y apuntan a la inflación como factor de preocupación

Desde el sector mencionaron que aún es anticipado establecer una tendencia a partir del resultado informado por el Banco Central, por lo que apuntaron a esperar el término del primer trimestre para evaluar el derrotero de la economía nacional.

Natalia Palma

  Miércoles 1 de marzo 2023 16:00 hrs. 
economía

Compartir en

A pesar de las expectativas del mercado, hoy el Banco Central informó un alza en el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de enero de un 0,4%, en relación a la cifra que presentó este indicador el mismo mes del año pasado, principalmente incidido por los servicios y la minería.

Este hecho supuso un escenario más positivo del que proyectaban analistas, quienes habían estimado una contracción de un 1,5%, de acuerdo a una encuesta elaborada por el ente emisor.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, sostuvo que este resultado “nos tiende a ratificar el ajuste que ha tenido la economía en el transcurso de los últimos meses y ahora entrando en el primer trimestre de 2023 ha sido más suave de lo que se esperaba”, añadiendo que “la economía chilena ha resultado ser más resiliente y con mayor capacidad de ajuste de lo que se esperaba, pero este es un proceso que aún no termina”.

En esa línea, el jefe de la billetera apuntó a mirar los números “con cautela”, dado a que para este primer trimestre se podrían esperar datos “un poco más negativos” en febrero, debido al impacto de los incendios forestales.

De todos modos, la autoridad afirmó que “en el fondo, la cuenta de ahorro que vamos generando con cifras que sistemáticamente han estado por encima de lo esperado, nos van a ayudar a enfrentar los próximos meses a completar este proceso de ajuste y de iniciar una recuperación sostenida hacia el futuro”.

Por su parte, especialistas en el área manifestaron la necesidad de ser cautos ante esta situación, toda vez que las presiones inflacionarias siguen siendo una fuente de preocupación.

El profesor y director académico del Diplomado en Finanzas de Negocios de la Universidad de Chile, Jorge Berríos, planteó como un aspecto negativo la caída de la actividad comercial en el indicador, señalando que “lógicamente, si vemos la dimensión de 3,2% que tiene que ver con el comercio detallista, la venta de supermercado, grandes tiendas y tiendas de especialidad de alimento, sí tiene razón y se está notando muy fuerte. Esto, principalmente por la alta inflación que tuvimos el año pasado la gente comenzó a consumir menos, empezó a comprar menos y eso se está notando”.

Por lo mismo, Berríos expresó que “creo sinceramente que hay que esperar las cifras del primer trimestre de este año para ver cuál es realmente lo que va a pasar de aquí a mitad, final de año, principalmente por el tema de la inflación.  Ya tuvimos una sorpresa en enero y por eso el Banco Central mantuvo la Tasa de Política Monetaria y creo que no va a bajar hasta que no se note que realmente volvemos a una inflación de un dígito y volver a una meta objetiva dentro de un 3 y 3,5% de inflación en un año”.

Una mirada similar tuvo el académico de la Universidad de Santiago, Víctor Salas, quien además proyectó que “vamos a tener una lucha de balance entre aumentar el producto, la actividad productiva de nuestro país, bajar los precios o la inflación. Yo estimo que el problema central hoy día no es la actividad productiva, desde luego que es importante hacer que la gente tenga trabajo e ingresos, pero también estos se van a diluir si es que se mantienen las alzas de precios. Creo que eso es lo que va a pasar porque el Banco Central va a tener que seguir con una tasa alta de política monetaria”.

“Si el desempeño económico se mantiene recuperándose, vamos a tener más presiones inflacionarias porque eso significa rentas, sueldos, demanda interna que no va a ser respondida y eso va a aumentar los precios. También la inflación internacional se nos viene a través de las importaciones, porque no solo compramos automóviles nuevos o tecnología, también compramos cereales, alimentos, y esos van a llegar todavía con altos precios”, explicó.

En tanto, el economista de la Fundación Sol, Gonzalo Durán, aseveró que “es un poco anticipado decir que (el Imacec) va a marcar la tendencia hacia el futuro, es solamente un mes. Es cierto que la proyección era -1,5%, pero creo que en el futuro esto va a depender mucho de lo que pase sobre todo con los factores externos. Estamos viendo el tema de la guerra que todavía está bien presente y eso puede afectar nuevamente las cadenas mundiales de suministro”.

Sin embargo, contrario al resto de los análisis, Durán consideró que la cifra dada a conocer por el Banco Central puede servir como un aliciente para bajar la Tasa de Política Monetaria, que actualmente alcanza un 11,25%, de cara al corto y mediano plazo.

“Uno esperaría que en el futuro, en los próximos meses, el Banco Central pueda acelerar esta medida de disminuir la tasa de interés, porque si es que la tasa de interés baja, lo que pasa con los países es que se recupera el ritmo de crecimiento económico. Entonces, eso es lo que uno esperaría que sucediera para que esto no sea una excepción, sino que podamos retomar un patrón de crecimiento”, comentó.

Síguenos en