Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Senado aprueba poner fin al sistema binominal

En una maratónica sesión el Senado aprobó la Reforma al Binominal, poniendo fin a 25 años de hegemonía de este sistema electoral implementado por la dictadura, el cual será reemplazado uno de "carácter proporcional inclusivo", que contempla el aumento de escaños en el Parlamento. En medio de confusiones y polémicas por indicaciones como la ley de cuotas que se exigirá que los partidos cumplan en sus listas para las elecciones parlamentarias, y las críticas del senador Carlos Bianchi ante la exclusión de los candidatos independientes que, a su juicio generará el nuevo sistema, el Gobierno logró sacar adelante una de las medidas más emblemáticas de su Programa.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 14 de enero 2015 9:03 hrs. 
SALA SENADO CONGRESO NACIONAL VALPARAISO

Como una jornada histórica calificaron senadores de la Nueva Mayoría que puso fin a 25 años de sistema electoral binominal en Chile, el que ahora será reemplazado por un “sistema proporcional inclusivo”, que implica entre otros elementos el aumento de escaños en el Parlamento y una ley de cuotas que impone un límite de 60% de los candidatos de un partido sea del mismo género.

Otro de los cambios que introduce esta reforma, incluye el aumento del número de diputados de los 120 actuales a 155; en el Senado serán 50 los integrantes versus los 38 que hay hasta ahora. Los distritos que eligen diputados se reducen de 60 a 28, y ahora cada región del país equivaldrá a una circunscripción senatorial. Además se bajan los requisitos para formar partidos políticos.

Por otro lado, se instauró la fórmula N+1, que implica que cada lista podrá llevar un número de competidores igual al número de escaños disponibles más uno y una indicación que impone que los independientes deberán contar con un número de firmas igual al 0,5% de los electores que participaron en los últimos comicios.

Sin embargo, esta reforma no ha estado exenta de polémicas.  Por ejemplo, el senador Carlos Bianchi se quejó por lo que considera la exclusión de los candidatos independientes que, a su juicio generará el nuevo sistema, al exigir a este tipo de candidatos que sea parte de un partido político para poder competir en elecciones parlamentarias.

Andrés Allamand

Andrés Allamand
Senador RN

También la Alianza se opuso en bloque a cambiar el sistema por considerar que, entre otros elementos, el aumento del número de diputados y senadores no era necesario. El senador (RN) Andrés Allamand llamó la atención sobre la supuesta debilidad en la construcción de las medidas que reemplazarán al Binominal, y que sólo son reconocidas después que se han votado las indicaciones. Además el senador por Santiago Poniente señaló que la reforma es un traje a la medida para la Nueva Mayoría.

“Digamos las cosas como son, algunas disposiciones que los propios senadores saben que están mal construidas, y terminamos la votación y en los comentarios de pasillo unos a otros nos decimos: esto no quedó bien resuelto, esto lo podríamos haber resuelto de mejor manera, había una manera más inteligente de abordar este problema”, dijo Allamand.

En la misma línea, la senadora (UDI) Ena Von Baer sostuvo que los cambios introducidos al sistema electoral responden sólo a la necesidad de la Nueva Mayoría de aumentar los cupos para que los partidos que componen la alianza oficialista puedan alcanzar puestos en el Parlamento, y así superar las desacuerdos entre estas colectividades, según la senadora gremialista.

Ena Von Baer Senadora UDI

Ena Von Baer
Senadora UDI

“La única explicación que yo encuentro es que esto es por un pragmatismo político, porque la Nueva Mayoría necesita más cupos. Son más partidos y necesitan más cupos. Han incluido más partidos y necesitan más cupos. Y como les cuesta llegar a acuerdo necesitan más cupos. Y como necesitan más cupos, no solamente están aumentando los cupos a través de la proporcionalidad, sino que han aumentado los cupos a través de tener más candidatos”, expuso Von Baer.

Una de las disposiciones que causó más polémica durante la extensa discusión de esta reforma fue la imposición de una ley de cuotas para las futuras elecciones parlamentarias. En efecto, los partidos políticos no podrán superar el 60% de candidatos del mismo género, y el restante 40% deberá ser escogido a través de primarias.

Desde la Alianza provinieron las mayores críticas a esta medida por considerarla una imposición que atenta contra el mecanismo de las primarias, al definir de antemano que sean un número de mujeres las que deben llenar los cupos en las respectivas listas que se presentarán a las elecciones parlamentarias.

El senador (UDI) Juan Antonio Coloma sostuvo que esta ley de cuotas no es la solución para mejorar la integración de las mujeres al mundo de la política: “Yo no soy partidario del tema de cuotas porque creo que al final eso no resuelve el tema de fondos que es mejorar la participación de mujer en política”, esgrimió el senador gremialista quien también criticó que con este proyecto se generará la proliferación de partidos políticos en el sistema político chileno, situación que el binominal había logrado mantener a raya.

Por su parte, la senadora de Amplitud Lily Pérez, quien fue clave con su voto para aprobar la reforma, expresó su acuerdo con la indicación que impone una ley de cuotas para los partidos políticos que presenten listas de candidatos para las elecciones parlamentarias, recordando su propia experiencia en el mundo de la política.

Lily Pérez Senadora Amplitud

Lily Pérez
Senadora Amplitud

“Yo durante muchos años sostuve una posición similar a algunos que argumentan hoy día que las mujeres no necesitamos un impulso, una concesión o una cuota. Y es un tema que me llenó de contradicción durante mucho tiempo, yo sostuve esa posición hasta que me tocó vivir de cerca, más que en carne propia lo que le pasaba a otras mujeres. Yo no quiero que otras mujeres tengan que pasar por todo lo que yo tuve que pasar, para llegar por mi mérito a ser senadora”, sostuvo la senadora de Amplitud.

El senador del MAS Alejandro Navarro valoró la disposición que obliga a reservar cupos a mujeres para que ingresen a la actividad política e instó a compartir roles para facilitarles y hacer concreta su participación.

“Cuántos han cocinado y cuántos se han quedado en la casa para facilitar la participación en la política de sus respectivas esposas, mujeres, parejas. En definitiva, uno dice cuándo tenemos la posibilidad cierta de praxis y realidad de tener la posibilidad de facilitar el acceso a las mujeres”, expresó Navarro.

Luego de 21 horas de debate Isabel Allende levantó la sesión. Al finalizar, señaló que “Vamos a tener más candidaturas, más competencia. Estamos ampliando la democracia. Además leva una ley de cuotas que va a significar (…) nos sentimos tremendamente orgullosos esta mañana, hemos logrado algo histórico que solamente hemos conseguido después de haber esperado 25 años”.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo expresó: “Esto permite dar un salto tan importante y terminar con un sistema electoral único en el mundo. Reconocer nuevamente el esfuerzo de los senadores y también de los ex Presidentes”

Bianchi y las críticas a la reforma

Más temprano, en conversación con Radio Universidad de Chile, el senador independiente por la Región de Magallanes Carlos Bianchi realizó duras críticas al proyecto de reforma al Binominal, aduciendo que este cambio significa la lápida a las candidaturas independientes, que de ahora en adelante deberán formar parte de listas y alianzas con partidos políticos para poder postular al Parlamento.

De hecho, el parlamentario tuvo un altercado con el senador Antonio Horvath ante las acusaciones de Bianchi al senador independiente por Aysén por haber votado en consonancia con los intereses de la Nueva Mayoría, acusándolo de “travesti político”, palabras que ya había expresado en entrevista con Radio Universidad de Chile.

Carlos Bianchi Senador Independiente

Carlos Bianchi
Senador Independiente

“Ese travestismo político hoy día se despejó. Hay una sola persona que es absolutamente independiente, el resto ha usado. El regionalismo ha usado la independencia para cosas distintas. Hoy día hay independientes pero son pro partidos políticos, pro Alianza o pro Concertación. Entonces están votando de acuerdo a visiones que tienen arregladas con los sectores políticos que representan”.

Además, Bianchi tuvo palabras para los senadores que han enarbolado banderas regionalistas, pero que a su juicio han cambiado sus posturas para entrar en negociaciones con el Gobierno, como es el caso de las regiones de Antofagasta y Los Ríos que lograron aumentar sus cupos senatoriales de dos a tres, siendo las únicas regiones –aparte de Santiago que tiene cinco cupos-, en tener tal cantidad de escaños, frente a los dos del resto.

“Aquí aparecieron unos señores senadores diciendo “nosotros somos regionalistas y vamos a formar una bancada regional, para defender que haya un equilibrio con las regiones”. Duró menos de los que dura un viento en un canasto, nada. Porque apenas les dieron un cupo más en su región, se olvidaron de la bancada regionalista, se olvidaron de todo. Tuvieron un cupo más y, por lo tanto, lo que ellos andaban buscando era un reelección segura el día de mañana, un cupo más porque donde habían dos ahora habrá tres, y hasta ahí duró el ánimo de una bancada regionalista”.

Ahora el proyecto volverá a la Cámara de Diputados para que sea definitivamente promulgado y  así una de las medidas emblemáticas del Programa de Gobierno de Michelle Bachelet vea la luz antes del 31 de enero, fecha límite autoimpuesta por el Ejecutivo.