Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Silencio total en caso Avilés

Desde el mediodía de este miércoles, el Ministro del Interior y el Subsecretario de la cartera estudian el informe que Carabineros entregó. En él se analizan las responsabilidades institucionales por el caso Avilés, que tanto resquemor ha causado en la ciudadanía. Sin embargo, y pese a prometer su pronta comunicación, las autoridades aún no revelan los datos a quienes desde el 21 de mayo exigen que se asuma "desde arriba" todo tipo de responsabilidades.

Paula Campos

  Jueves 4 de junio 2015 8:44 hrs. 
Rodrigo Avilés

El Alto Mando de Carabineros entregó el informe que detalla las responsabilidades en el caso de Rodrigo Avilés. El documento llega después que el Gobierno impusiera un plazo límite para conocer la visión de la institución respecto de la forma en que un carro lanza agua arremetió contra la vida del estudiante de Letras.

Temprano el martes, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, declaraba ante la prensa que le han “manifestado al alto mando de Carabineros que la investigación administrativa interna que ellos están realizando, tiene que determinar a los responsables de estos hechos en las próximas 24 horas”. De este modo, el Ejecutivo trataba de tomar acción luego de casi dos semanas donde las versiones sobre el hecho fueron encontradas.

En la misma línea, 24 horas después, el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, sostenía que el Ministro del Interior y Aleuy serían los encargados de revisar el material entregado por Carabineros para luego, “en las próximas horas” darlo a conocer a la ciudadanía.

Sin embargo, hasta ahora, nadie conoce su contenido. Los días pasan y si bien el estudiante de la Universidad Católica muestra una leve mejoría en su gravedad, las imágenes que siguen apareciendo hacen cuestionar aún más el accionar policial.

A poco andar, fue el propio Aleuy quien se refirió al hecho como un “accidente” que había ocurrido en medio de una protesta social. Inmediatas fueron las voces de las organizaciones y ciudadanos, quienes, video en mano, exigieron a las autoridades corregir el lamentable error y sindicar la responsabilidad institucional de Carabineros, los que, en primera instancia, desconocieron tener algún tipo de culpa en su procedimiento.

Resultado del trámite, la Institución decidió desafectar de sus filas al sargento Manuel Noya, pitonero del carro que lanzó su chorro de agua directo al cuerpo del joven de 28 años. Pese a ello, las críticas seguían escalando.

Los padres de Rodrigo han sido claros: “acá hay responsabilidades institucionales”, dijeron al tiempo que aceptaron las disculpas ofrecidas por Noya. Por eso, confirmaron que continuarán las acciones legales por las lesiones graves contra su hijo, pero también por la obstrucción a la justicia.

Además, se reveló un informe que confirma que Fuerzas Especiales violó su protocolo de uso de carros lanza agua. En el documento se prohíbe acorralar masas en situaciones de protesta, también, el utilizarlo directo al cuerpo de un manifestante, ambas situaciones que se inclumplieron el pasado 21 de mayo.

Para los veedores de derechos humanos esto no fue novedad. En diversas marchas han reprochado la conducta policial y la violencia que ejercen en contra de los manifestantes. En una reunión con el Gobierno, la propia directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries, pidió que se revisara la Justicia Militar con el fin de preservar los derechos de los civiles.

¿Quién es el responsable? Es la pregunta que desde que se dio de baja a Noya, ronda en diversos estamentos de la sociedad. Para algunos la respuesta es clara: son los métodos y disposiciones de la institución los que llevan a situaciones límite como ésta, que termina con un estudiante al borde de la muerte.

Pese a ello y a todas las voces que piden conocer las responsabilidades institucionales por el procedimiento, el Gobierno decidió hacer caso omiso de sus propias promesas. Las “próximas horas” prometidas por el ministro Díaz se alargan y, si bien, el Ejecutivo ya cuenta con el documento que explica la versión de Carabineros, los ciudadanos, los que reclamaron en contra del actuar policial, los que salieron en masa a la calle a protestar contra la violencia, aún no conocen su contenido.

Se dice que este jueves se podría conocer el resultado. Mientras eso pasa, los estudiantes piden la renuncia del Director General de Carabineros. Para ellos, “la dirección y el alto mando tienen que dejar de cortar el hilo por lo más fino y asumir, como hombres, sus culpas”.