Diario y Radio U Chile

Año XII, 23 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Lagos a mitad de camino

Con la proclamación del PPD, Ricardo Lagos logra que uno de los partidos de la Nueva Mayoría catapulte su nombre a la papeleta de las primarias del próximo 2 de julio. En el camino quedó un dolido Jorge Tarud. Ahora el ex gobernante mira al PS donde también podrían quedar heridos en la ruta.

Raúl Martínez

  Domingo 15 de enero 2017 10:11 hrs. 
ricardo lagos





El discurso de Ricardo Lagos estaba presupuestado que durara 20 minutos. Sin embargo, el ex presidente habló casi una hora durante su proclamación como candidato del PPD luego que el consejo nacional de la colectividad votara mayoritariamente por él desechando la otra opción que impulsaba el diputado Jorge Tarud.

Un abrumador 93 por ciento a favor de Lagos dejó en el camino al parlamentario en una jornada en que todo estaba dispuesto para levantar la carta presidencial tan anhelada por el ex gobernante.

Ya en septiembre de 2016 el propio Lagos había dicho estar dispuesto a asumir una candidatura. Y aunque muchos dirigentes manifestaron estar detrás de su nombre y respaldar su nominación, la irrupción en las encuestas de Alejandro Guillier postergó la definición de las colectividades.

Como candidato oficial del PPD, el ex mandatario llegó al Cine Arte Normandie donde se realizó la primera parte del consejo del partido, con un largo discurso donde enumeró las principales tareas de su eventual Gobierno, hizo un repaso de los problemas de la actualidad del país y asumió compromisos con los militantes del organismo que encabeza Gonzalo Navarrete.

Un escenario para Lagos

El Cine Arte Normandie en pleno centro de Santiago, ha sido testigo en varias ocasiones de eventos partidarios. El del PPD el pasado sábado sí tuvo una escenografía particular. Las pantallas gigantes instaladas en el escenario y en la entrada del recinto, mostraban el logo principal del XLV Consejo Nacional del PPD; la otra imagen era la de Ricardo Lagos con un fondo de un cuadro abstracto.

Mientras, en la recepción del teatro decenas de militantes compartían chapitas con la leyenda “Chile para tod@s – Lagos Presidente 2018 – 2022”.

Al medio día fue el turno de Jorge Tarud. El discurso del diputado no pudo ser escuchado por quienes estaban afuera del recinto ni los periodistas, a pesar de contar con parlantes en el exterior. Sólo los televisores mostraban la imagen del parlamentario hablando desde la testera flanqueado por el presidente del partido, Gonzalo Navarrete.

Afuera, muchos fumaban y conversaban sobre cualquier otra cosa lejos de mostrar cualquier aire de preocupación por lo que dijera el legislador que durante las últimas semanas se encargó de recordar insistentemente que fue uno de los fundadores en diciembre de 1987 del PPD.

Terminado el discurso de Tarud se inició la votación. ¿Lagos o Tarud? “¡¡¡Lagos pues m’hijito!!!”, responde sin vacilar una señora cuando escucha la pregunta: “Es que yo sigo a Lagos desde joven”, agrega. La sensación es generalizada.

Muchos saludan y aplauden al generalísimo de la campaña de Ricardo Lagos, Máximo Pacheco, cuando llega al Normandie. El hijo del ex Presidente, Ricardo Lagos Weber, expresa su satisfacción con el encuentro, todo esto antes de la proclamación de su padre. El presidente del Senado evita referirse a la forma en que los demás partidos están abordando el tema de los candidatos, ya que “la verdad es que yo comento poquito sobre los otros partidos, para bien o para mal. Ellos verán los derroteros que siguen y los candidatos que quieren tener”.

Y es que la dilación preocupa al círculo de Lagos, en particular del Partido Socialista. Si bien esperaban una pronta definición, hasta ahora no se ha producido e incluso se estima que tampoco será en el pleno de su comité central que se desarrollará el próximo sábado.

Por eso fueron tan aplaudidos los dirigentes socialistas que llegaron al evento, el senador por La Florida Carlos Montes y el diputado por Rancagua Juan Luis Castro. Lo mismo ocurrió en un video que se mostró durante el acto de proclamación y que incluía a personajes como Camilo Escalona, actual vicepresidente del PS, y los diputados Clemira Pacheco y Fidel Espinoza.

Al acto concurrieron además de parlamentarios algunos ministros, como el canciller Heraldo Muñoz y el secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre. Este último planteó que “lo que el Gobierno quisiera es que pudiéramos fundamentalmente concentrarnos en los contenidos y en particular, desde nuestro punto de vista, el cómo se va a prolongar en el tiempo esta obra de la Nueva Mayoría que sin duda alguna requiere continuidad”.

Derrota anticipada

En medio de la votación de los dirigentes delegados para sufragar en el consejo del PPD, el diputado Jorge Tarud salió del teatro para “fumarme un puchito”. Ante la insistencia de los periodistas, el parlamentario postergó su deseo y se mostró desilusionado por el mecanismo que se utilizó para dirimir al candidato a las primarias del 2 de julio.

Esto porque Tarud insistía en que se hiciera una votación donde cada militante fuera un voto, pero terminó imponiéndose que sólo votaran los delegados que llegaron al encuentro.

“Yo voy a ser respetuoso de la decisión que tomó el partido. Si hay que votar por Ricardo Lagos vamos a votar por Ricardo Lagos. Pero me hubiese gustado que Ricardo Lagos hubiese escuchado mi intervención. En la directiva nacional yo lo escuché atentamente: él no me escuchó, él va a llegar después a hacer un discurso. A mí me pareció una falta de deferencia del compañero Ricardo Lagos”, comentó el parlamentario.

A su molestia agregó un vaticinio: “Hoy día las órdenes de partido, de votar de tal o cual forma no tiene ninguna eficiencia, porque el voto es secreto. Y la ciudadanía, e incluso los militantes, evidentemente que lo que ellos desean es que no gobierne la derecha y por lo tanto ellos van a votar por el candidato que tenga mayores opciones de ganar. Aunque hayan órdenes de partido, esas no van a funcionar”.

El plan de Gobierno

En medio de adherentes y guardaespaldas ingresó al Cine Arte Normandie el ex presidente Ricardo Lagos. Los gritos de los asistentes a la proclamación completaron el cuadro para que el ex gobernante subiera al escenario y desplegara una batería de ideas que son su plataforma para enfrentar la candidatura presidencial.

Lagos incluso dio a conocer su plan de trabajo para los primeros 60 días de Gobierno con la implementación de un sistema electrónico para establecer un contacto directo entre la ciudadanía y el Presidente.

Además, reconoció que hoy el país enfrenta una seria crisis de confianza, la que a su juicio debe ser transformada en una oportunidad para terminar con los abusos.

“Sí, vivimos una crisis de desconfianza muy profunda. La experiencia cotidiana y extendida del abuso es pan de cada día. La colusión, la corrupción, la contaminación, el clasismo. El abuso es indigno, es infame, lo es más todavía cuando lo comete el poderoso”, precisó Lagos.

Además, tuvo palabras para Sebastián Piñera y los cuestionamientos por sus negocios mezclados con su acción política.

“La relación entre dinero y política es sencillamente inaceptable. Y reconociendo los esfuerzos realizados hasta ahora, estamos aún lejos de generar las condiciones para que nunca más vuelva a ocurrir. Lo mínimo, es que los candidatos no presenten conflictos de interés. El candidato de derecha tiene esta tarea pendiente”, comentó.

También llamó a establecer un pacto ambiental entre empresarios, ciudadanía, científicos y el Estado para cuidar el crecimiento, pero con la mirada puesta en la igualdad, al tiempo que se comprometió a incrementar el fondo de infraestructura para llevarlo de los US$ 3.500 millones a US$ 11.000 millones.

Mención especial hizo del sistema de pensiones, el cual dijo debe ser modificado producto de los cambios en la estructura de la población. Además, reconoció que los estudios dados a conocer en el último tiempo que aumentan la expectativa de vida de la gente, no pueden ser estandarizados porque no todos tienen la misma calidad de vida al hacer una comparación entre los sectores más pobres con los más acomodados.

“Los cálculos actuales por el cual se supone que todos los chilenos tenemos la misma esperanza de vida, no son reales. Los que han tenido una vida más difícil, más modesta, más esforzada, con más lagunas previsionales, tienen una esperanza de vida menor que los que hemos tenido una vida mejor, más acomodada, etcétera. Por tanto, aquí tenemos un tema crucial. Cuando le dividen a todos lo que ha acumulado por 80, porque 80 son los años promedio, los que viven en promedio 75 están beneficiando a los que viven en promedio 85. Esto es un primer tema a incorporar”.

Además, criticó que el sistema de pensiones, a pesar de ser un sector regulado por el Estado, tenga ganancias sobre el capital invertido de un 22 a un 30 por ciento. “No conozco ningún negocio regulado por el Estado en donde se acepten utilidades de esta magnitud. Eso tiene que terminar ya”, puntualizó.

Al igual como llegó, Lagos salió del Cine Arte Normandie entre adherentes y guardaespaldas, mientras camarógrafos y reporteros gráficos luchaban por tomar una imagen más. El importante grupo de carabineros que integran su seguridad lo subió no sin algunas dificultades a una camioneta cerrada para luego enfilar por calle Tarapacá hacia Zenteno y de ahí perderse de la vista de los militantes del PPD.

Con la mitad del camino recorrido, ahora Lagos espera ser ungido por su otro partido, el socialista, aunque para eso aún falte un trecho por caminar.